Nadie sabe de las segundas dosis de Sputnik V y solo queda esperar un anuncio oficial

La escasez de la segunda dosis de Sputnik V no es un problema solo de Venezuela, sino que afecta a otros países de la región como Argentina, Bolivia y Paraguay

Nicolás Maduro dijo en febrero pasado que habían invertido 200 millones de dólares para adquirir 10 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V; pero según las informaciones oficiales, al país solo han llegado 1.430.000 de esa cantidad. De las restante 8,57 millones de dosis nada se sabe, como tampoco se tiene información sobre las segundas dosis de Sputnik V para inmunizar completamente a quienes recibieron la primera dosis.

Quienes recibieron una dosis de Sputnik V y se les cumplió la fecha para la segunda inyección están desesperados por una información oficial para saber cuándo podrán estar totalmente inmunizados. La escasez de la segunda vacuna no es un problema solo de Venezuela, sino que afecta a otros países de la región como Argentina, Bolivia y Paraguay.

El retraso, según han explicado distintos especialistas en el mundo, responde principalmente a la necesidad de importar algunos activos y a la complejidad de diseñar un segundo componente distinto al primero, lo que complicó la producción.

Es importante recordar que los dos componentes de la vacuna rusa poseen adenovirus distintos, el ad25 (primera dosis) y el ad5 (segunda dosis), y el cultivo del segundo necesita más tiempo que el primero.

Para los más o menos 600.000 venezolanos que se estima están esperando por la segunda dosis de Sputnik V no hay respuestas por parte del oficialismo, y los especialistas tampoco tienen información para ofrecerles.

“No hay información sobre la segunda dosis de Sputnik V, simplemente no lo sabemos”, enfatiza el médico infectólogo Julio Castro.

En este mismo sentido, el presidente de la Sociedad Venezolana de Infectología, Manuel Figuera, agrega: “No sabemos nada más allá de lo que no se ha dicho”. Considera que las autoridades nacionales deberían informar a la población por qué la escasez del segundo componente, así como “dar información de cuándo van a llegar esas segundas dosis”, pues en Argentina ya llegó un lote.

Al respecto, es preciso aclarar que esta semana Rusia aprobó la producción de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V en Argentina. «El laboratorio Richmond (argentino) tiene previsto producir más de tres millones de dosis del segundo componente de Sputnik V en agosto”, señala un comunicado del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y Richmond. Se desconoce si esta producción beneficiará a Venezuela.

Por su parte, Jaime Lorenzo, director de Médicos Unidos de Venezuela, exige al gobierno nacional “dar una respuesta a las personas que están esperando segundas dosis y tiene que ser una respuesta técnica, basada en evidencia científica”, añade.

Segunda dosis quizás en 180 días

Quienes recibieron la primera dosis de Sputnik V fueron citados en un lapso de 21 días para recibir la segunda inyección de la vacuna. Sin embargo, a principios de junio, el Ministerio de Salud anunció a los directores y autoridades estatales y coordinadores de Epidemiología que era posible extender el intervalo de las dos dosis desde los 21 hasta los 90 días.

De acuerdo con este comunicado, la medida de extender el lapso entre ambas dosis responde a resultados recogidos en Rusia y Argentina que arrojaron que aumentar los días entre la primera y segunda dosis con Sputnik no afecta la respuesta inmune y más bien la aumenta y extiende.

El Fondo Ruso de Inversión Directa afirmó a principios del mes de julio, que la brecha entre las dos inyecciones de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus puede extenderse hasta 180 días y seguirá siendo efectiva. También dijeron que este intervalo da una respuesta inmune más fuerte.

Alexander Gintsburg, director del Instituto Gamaleya que desarrolló esta vacuna, había dicho en abril de este año que el plazo entre las dos dosis podría extenderse a 90 días.

Ante la incertidumbre que viven quienes esperan por la segunda dosis de Sputnik V en el país, Jaime Lorenzo considera que el Estado no debió haber vacunado a un número mayor de personas más allá de la capacidad de segundas dosis que había en existencia.

De la misma manera, Lorenzo condena que los vacunados con la primera dosis estén yendo cada cierto tiempo a su centro de vacunación en busca de la segunda dosis y que se les esté cambiando en el carnet la fecha prevista para completar su inmunización por lo que solicita una respuesta oficial.

“El Estado tiene que dar información sobre qué va a hacer con las personas que esperan la segunda dosis, qué alternativa se está estudiando para poder cumplirle a la gente y que se logre el proceso de inmunización que se busca”, expone Jaime Lorenzo.

No mezclar vacunas

El llamado de los especialistas a la población que está en espera de la segunda dosis de Sputnik V es mantener la calma y no mezclar vacunas distintas contra la covid-19, pues hasta la fecha no existen investigaciones que indiquen que combinar dosis de vacunas sea efectivo.

Manuel Figuera pide a la población no inventar ningún tipo de combinación. «No hay ningún estudio que indique que Sputnik V se puede mezclar con otra vacuna y hacer eso es totalmente inadecuado porque no tiene respaldo científico”. Agrega que ponerse nuevamente una primera dosis de Sinopharm lo que significa es quitarle una dosis de vacuna a otra persona que la necesita.

Por su parte, el infectólogo Julio Castro asegura que “es absolutamente contraindicado ponerse dos veces el primer componente de Sputnik V”.

Castro explica que no se puede extrapolar de cuánto es la efectividad de Sputnik V con una sola dosis porque es una vacuna de dos fases. Por ello recomienda a quienes esperan la segunda dosis culminar su proceso de vacunación con esta misma vacuna y no quedarse con una solo dosis.

El llamado de los especialistas a la población es a “cuidarse como nunca”, tanto como los que tienen una primera dosis como a los que no se han podido vacunar y a quienes ya lograron su esquema de inmunización completo. Continuar usando el tapabocas, mantener el distanciamiento social y lavarse constantemente las manos.

El presidente de la Sociedad de Infectología de Venezuela, Manuel Figuera, insiste en decirle a las autoridades que no involucrar a los expertos en la vacunación “es un error” que impide que orienten a la población desde el punto de vista técnico y científico. Exige que se incorporen especialistas en epidemiología, infectología, medicina interna, vacunología, pediatría y a la Academia en todo lo referente al abordaje, manejo y planificación de la vacunación en Venezuela.

https://talcualdigital.com/nadie-sabe-de-las-segundas-dosis-de-sputnik-v...

Facebook Twitter Share