Niveles de hambruna aumentarán en Venezuela para 2021, alerta la FAO

En Sudán del Sur y Yemen, los países más golpeados por la hambruna, la situación seguirá empeorando hasta el nivel de catástrofe, señalan la FAO y el Programa Mundial de Alimentos en un informe

La desnutrición aguda se disparará en más de 20 países como Yemen, Sudán del Sur o Haití en los próximos meses si no reciben asistencia urgente, alertaron este martes la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Yemen, Sudán del Sur y el norte de Nigeria encabezan la lista con niveles catastróficos de malnutrición aguda, pero la situación se agravará entre marzo y mayo próximo en la mayoría de las regiones del mundo, desde Afganistán en Asia, Siria y Líbano en Oriente Medio, hasta Haití y Venezuela en América Latina y el Caribe, explicaron ambos organismos de Naciones Unidas en un informe.

“La magnitud del sufrimiento es alarmante”, expresó el director general de la FAO, Qu Dongyu, que instó a actuar con rapidez para salvar vidas y prevenir la peor de las situaciones a la luz de los datos del informe “Focos de Hambruna”.

Más de 34 millones de personas en el mundo ya se enfrentan a niveles de emergencia al borde de la inanición y las cifras aumentarán en más de 20 países, según los datos de la FAO y el PMA.

En Venezuela, la inseguridad alimentaria empeorará especialmente debido a la hiperinflación y el endurecimiento de las sanciones internacionales que han supuesto la casi total suspensión de la exportación de petróleo, la fuente principal de ingresos externos del país, y han derivado en precios de comida en alza, se indica en el informe.

«Esto se ve agravado por el impacto de las restricciones relacionadas con covid-19 y la escasez de combustible, que han afectado las actividades logísticas y agrícolas en todo el país», dice parte del informe sobre el país.

En 2019 unos 9,3 millones de venezolanos padecían inseguridad alimentaria, pero el informe prevé que los niveles crezcan significativamente. La FAO ubica al país en el séptimo puesto de las naciones con altos niveles de inseguridad alimentaria para 2021, solo por debajo de países en conflicto como la República Democrática del Congo, Afganistán, Etiopía, Siria o Yemen.

Además, la organización resaltó en su informe que las organizaciones humanitarias enfrentan múltiples limitaciones burocráticas y logísticas en estos países, incluyendo Venezuela, lo que dificulta la atención de la población en riesgo.

Justamente el lunes 22 de marzo, la FAO informó sobre la reanudación del programa de transferencias monetarias a familias pobres que requieren asistencia alimentaria en el país, en conjunto con el Programa de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea, luego de las amenazas y suspensión de este plan por la detención de cinco trabajadores humanitarios de la ONG zuliana Azul Positivo.

Más golpeados por la hambruna

En Sudán del Sur y Yemen, los países más golpeados por la hambruna, la situación seguirá empeorando hasta el nivel de catástrofe, porque se prevé que más de siete millones de sursudaneses y más de 16 millones de yemeníes caigan en la inseguridad alimentaria extrema.

También en el norte de Nigeria, afectado por un conflicto armado, la hambruna aguda se duplicará en la temporada de escasez, entre junio y agosto, respecto al mismo período del año pasado y golpeará en los próximos seis meses a unos 13 millones de personas.

En Burkina Faso, aunque la situación sigue siendo muy preocupante y necesita un seguimiento más detenido, se experimentó una ligera mejoría desde junio de 2020 gracias a una buena temporada agrícola. Aun así 2,7 millones de burkineses sufrirán la hambruna como consecuencia de la escalada de violencia.

Afganistán, la República Democrática del Congo, Etiopía, Sudán y Siria son otros de los países citados en el informe, en el que se señala Haití como nación más afectada por el hambre en la región de América Latina y el Caribe.

6% de la población haitiana, en torno a 4,4 millones de personas, se enfrentarán a una inseguridad alimentaria aguda, según las previsiones de la FAO y el PMA.

Los efectos económicos de la pandemia de coronavirus y el impacto doble de los huracanes Iota y Eta elevarán la emergencia en la región, donde también subirán los niveles de hambruna en Venezuela, Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

En El Salvador, una de las economías más golpeadas en Centroamérica en 2020, alrededor de 1 millón de personas sufrirá la hambruna en los próximos meses, en los que también se estima que 3,1 millones de hondureños se enfrentarán a la desnutrición aguda.

Guatemala, muy afectada por los huracanes, pasará al nivel de crisis, con 3,7 millones de personas en riesgo, mientras que la población de Nicaragua verá empeorar su situación tras las pérdidas y los daños de los desastres naturales, que afectaron a 3 millones de nicaragüenses.

https://talcualdigital.com/niveles-de-hambruna-aumentaran-en-venezuela-p...

Facebook Twitter Share