Regresar al diálogo tras vinculación de Saab con la DEA bajaría tensiones en Venezuela

El periodista Alonso Moleiro cree que si bien la relación de Alex Saab con la DEA fue un golpe duro para Nicolás Maduro, el gobernante venezolano se sigue viendo «bien asentado» en el poder, aunque con presión encima para no terminar con más sanciones internacionales

Alex Saab, el empresario acusado de ser testaferro de Nicolás Maduro, fue inscrito como fuente colaboradora de la Administración de Control de Drogas (DEA) —que se encarga de combatir el tráfico y el consumo de drogas en Estados Unidos— desde junio de 2018  y proporcionó información sobre sobornos pagados a funcionarios venezolanos, según se conoció por los documentos desclasificados por el juez Robert Scola, que lleva el caso en Miami.

Luego de que se conociera esta información, la administración de Nicolás Maduro, que retrató a Alex Saab como un «héroe revolucionario» y «embajador plenipotenciario» del chavismo, ha guardado silencio al respecto. Hasta ahora solo Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional y de la delegación oficialista del diálogo de Venezuela en México —suspendido tras la extradición de Saab al territorio norteamericano—, se ha pronunciado y ha dicho que todo «es raro».

“Se parece mucho a todo este cuento de Ucrania, la invasión iba a ser ayer y ahora sacan esto de Alex Saab. ¿Si es así por qué le sacaron dos dientes golpeándolo salvajemente en Cabo Verde? ¿Por qué lo torturaron de manera indecible? ¿Por qué lo tienen en condiciones inhumanas en una celda donde no deberían tener a ningún ser humano? ¿Por qué lo someten a constantes mecanismos de terrorismo psicológico?”, señaló el dirigente en rueda de prensa.

Para Alonso Moleiro, periodista de TalCual, este silencio se debe a que el régimen debe evaluar las potenciales consecuencias de lo que diga, pues tendría repercusiones sobre los procesos políticos que buscaban una solución a la crisis de forma negociada.

«Pese al disgregado y fracturado panorama opositor, hay un equipo que está diciendo que quiere negociación (…) Por otro lado, hay que preguntarnos Maduro se levanta de la mesa y dice que se suspende hasta que Alex Saab no sea liberado.  Ahora los Estaods Unidos muestran esta carta. ¿Qué puede ocurrir? Puede que decida regresar a México, y si regresamos al diálogo baja la tensión política interna, se fortalecen algunos compromisos inciales, pero va a ser algo muy lento».

En ese sentido, Moleiro comentó que si bien el incidente del empresario colombiano con la DEA podría obligar a Maduro a volver a las converesaciones con la oposición venezolana, el gobernante venezolano sigue viéndose «bastante asentado».

«Tiene amenzas que le duelen y que se pueden agravar si el diálogo no se concreta. Podría haber más decisiones en contra de Maduro en materia de sanciones, pero sigue gobernando.  Lo demás de lo que hablamos son escenarios figurados», comentó.

Parte de la defensa de Saab, entre ellos el abogado David Rivkin, publicó una misiva en la que desmienten el carácter de «colaborador» del magnate, aunque admiten una serie de reuniones con funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos y «agentes de la fuerza del orden público» para aclarar su situación. Esto, supuestamente hecho con el conocimiento del Gobierno venezolano.

Alex Saab es acusado de conspiración para lavar dinero por la justicia estadounidense y está relacionado a la administración de Nicolás Maduro a través de distintos contratos del sector construcción y las licitaciones otorgadas para la importación de alimentos, para los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

https://talcualdigital.com/regresar-al-dialogo-tras-vinculacion-de-saab-...

Facebook Twitter Share